Terapia de pareja en Barcelona (I): El mito del amor romántico

Terapia de pareja en Barcelona
12 Febrero, 2018
Terapia de pareja en Barcelona (II): problemas más comunes en el amor
2 Marzo, 2018

En el primero post de la serie “Terapia de Pareja en Barcelona” hablaremos de lo que se supone que es una pareja y de lo que debemos sentir cuando tenemos una relación de pareja, es decir, hablaremos del mito del amor romántico.

¿Qué debemos sentir cuando tenemos una relación de pareja?

Para ello, primero vamos a responder a la pregunta ¿qué es un mito?

Un mito es aquel conjunto de creencias compartidas por la sociedad (imaginario colectivo) que establecemos como ciertas, como el saber popular. Sin embargo, estas ideas no están validadas a nivel científico. Normalmente, se aprenden desde la infancia y se van transmitiendo de generación en generación gracias a los cuentos infantiles, los medios de comunicación, los mensajes de nuestras madres y nuestros padres, etc. Es decir, los diferentes agentes socializadores nos transmiten y refuerzan estas creencias y, usualmente, las integramos en nuestro sistema de valores como si fueran nuestras desde el principio.

Pero… ¿qué es el mito del amor romántico?

Para decirlo de algún modo, el mito del amor romántico es aquel conjunto de creencias que nos transmiten que es necesario tener pareja ya que esta nos complementará en todo y nos hará sentir felices para siempre. Como podéis ver, transmite creencias muy rígidas y con pocos grises o matices “todo-nada”, “siempre-nunca”.

A continuación puedes encontrar algunos mitos del amor romántico que se han ido transmitiendo de generación en generación desde la infancia a la edad adulta.

 

Mito 1: todos/as tenemos una media naranja que nos complementa

Existen medios limones, sandías enteras, fruta, verdura… o nada. El mito de la media naranja es uno de los más extendidos y está transmitiendo creencias muy potentes que pueden condicionar nuestra manera de pensar y de vivir. Así pues, está contando que las personas somos seres incompletos que necesitamos de “otra persona específica” que va a complementarnos. Es decir, no sirve cualquier persona, sino una “única” persona. Por otro lado, implica que, de no encontrar “esa persona” tendremos carencias que nos impedirán vivir nuestra vida de manera satisfactoria. Este mito también implica que si finaliza nuestra relación de pareja con “esa persona que es nuestra media naranja” será imposible sentirnos bien nunca más dado que “solo había una persona capaz de complementarnos”.

Mito 2: los celos son una demostración de amor

Los celos no son una demostración de amor nunca. En todo caso, los celos pueden ser una demostración de inseguridad, dependencia y falta de confianza. Cuando una pareja se constituye es lógico que haya incertidumbres y nos ataquen, en todo caso, es importante identificarlos como algo que erradicar en lugar de sentirnos orgullosos de su presencia.

Una relación de pareja debe tener los pilares en la libertad y en la confianza.

Los celos también pueden aparecer en parejas ya constituidas y sólidas en que uno de sus miembros detecta un cambio de actitud en su compañero/a. En ese punto también puede aparecer la desconfianza y la inseguridad. Si las dudas te asechan es necesario que de manera calmada puedas hablar con tu pareja con sinceridad y honestidad. En este momento debes posicionarte de igual a igual. No debemos hacer sentir a la otra persona responsable de nuestras inseguridades; por un lado deberemos evitar adoptar un rol de “víctima” de la situación y, por otro lado, debemos evitar usar la situación para ejercer control sobre nuestra pareja.

 Si las dudas te asechan es necesario que de manera calmada puedas hablar con tu pareja con sinceridad y honestidad

Dicho todo esto, nadie está exento de tener una pareja que le sea infiel pero los celos no podrán evitar ese mal. Las garantías en temas emocionales no existen y esta verdad forma parte de las relaciones humanas.

 

Mito 3: el amor lo puede todo

No, el amor no lo puede todo. Creo que el amor de un ser humano hacia otro es alguna de las cosas más bonitas que podemos agradecer al hecho de ser seres racionales y sentir emociones hacia el mundo que nos rodea. Dicho esto, este mito hace referencia a la persona amada y esta persona, por mucho que nos quiera o la queramos no nos puede ayudar en todo. Hay obstáculos que los podremos superar gracias a nuestro propio esfuerzo, a la ayuda de profesionales, al apoyo de amigos, etc. Otros obstáculos no los podremos superar pero podremos aprender de ellos para afrontarlos con mayor éxito la próxima vez que se presenten en nuestro camino.

Tener ideas rígidas sobre el amor y la pareja puede llevarnos a conflictos importantes

Por lo que respecta a la frase del mito que “una pareja podrá superar sus dificultades si existe amor verdadero” hay que decir que no todas las personas somos compatibles y que, además, vamos cambiando con el tiempo. A veces, el amor con nuestro ser querido tiene su fin y uno de las últimas muestras de afecto puede ser facilitar el fin de la relación de un modo civilizado y respetuoso.

Mito 4: Si estás enamorada o enamorado de tu pareja no te sientes atraído por otras personas

No. Tener relaciones afectivas y sexuales únicamente con nuestra pareja –lo que conocemos como monogamia- es una construcción social que forma parte de nuestra cultura. Dicho esto, es un compromiso que, libremente, las parejas pueden acordar (o no).

Después de la fase de enamoramiento y que la pasión haya disminuido de manera notable, es normal que podamos sentir atracción hacia otras personas (física y/o emocionalmente). Dependerá del acuerdo que tengamos con nuestra pareja cómo vamos a actuar. Así pues, sentir atracción por otras personas puede ser natural.

 

En definitiva, los príncipes azules no existen y las princesas que esperan pasivamente pueden aburrirse y desesperar. Tanto mujeres como hombres sentimos la necesidad de afecto en algún momento de nuestra vida y este afecto se puede manifestar de diferentes maneras.

Tener ideas rígidas sobre el amor y la pareja puede llevarnos a conflictos importantes porque corremos el riesgo de no disfrutar de lo que tenemos. Estas creencias también nos pueden llevar a tener exigencias con nuestra pareja o con nosotros mismos y pueden ser la causa del deterioro de nuestra pareja o no permitirnos encontrar un/a compañero/a porque nadie cumple con el perfil exigido.

Los mitos son creencias irracionales que todas y todos tenemos integrados de algún modo. Aún así, si crees que estas creencias están perjudicando tu relación de pareja o te dificulta encontrar una, puedes llamar al 644 48 48 89 para pedir cita. En el trabajo psicoterapéutico individual o en la terapia de pareja (según sea necesario) analizaremos, entre otras cosas, el origen de estas creencias e intentaremos flexibilizarlas para que no sean tan rígidas y no interfieran en nuestro día a día causando problemas y malestar importante.

Roca Balagué

Psicólogo Colegiado 16563

Psicología Roca

Consulta de Psicología en Barcelona

Please follow and like us: