Tengo Problemas Sexuales (III) – Buscando soluciones

Tengo Problemas Sexuales (II) – Tipos de dificultades más comunes
29 Noviembre, 2016
¡Navidad!
20 Diciembre, 2016

En las anteriores entradas hemos hablado de la importancia de tener una buena salud sexual y de los tipos de problemas sexuales. En este último post de esta cadena hablaremos de cómo abordar los problemas sexuales.

Recordemos que los problemas sexuales se dividen en 3 grandes grupos:

  • Disfunciones sexuales
  • Parafilias
  • Problemas con la identidad de género

Intervención con las Disfunciones Sexuales

Las definíamos como alteraciones en la relación sexual que pueden darse en cualquiera de las fases del proceso de respuesta sexual. Se trata de una dificultad o incapacidad para participar adecuadamente en una relación sexual deseada.

Para su abordaje primero es impresdindible descartar causas orgánicas o físicas. Para ello es necesario acudir a un médico que pueda descartar que no existen causas médicas o la disfunción se debe al consumo de sustancias.

Una buena información sobre la sexualidad será un elemento básico en la intervención

Como se vió en el post anterior existen varios tipos de disfunciones y el tratamiento para cada una de ellas es específico. Aún así, hay aspectos comunes de la intervención que pueden ser comunes.

Es necesaria también una buena información sobre la sexualidad humana femenina y masculina. En nuestra sociedad estamos muy acostumbrados que se hable mucho de sexo, pero esto no significa que estemos bien informados. Muchas veces los pacientes con disfunciones sexuales pueden tener desconocimiento sobre aspectos necesarios de su sexualidad o bien creencias sesgadas sobre el sexo (frecuentemente demasiado rígidas).

Una buena información sobre la sexualidad será un elemento básico en la intervención. Será necesario aclarar dudas sobre:

  • los órganos sexuales externos e internos (femeninos y masculinos) y sus características básicas
  • las diferentes fases de la respuesta sexual humana
  • métodos anticonceptivos.

Otro aspecto básico de la intervención es trabajar las exigencias del paciente sobre el sexo.

“Debo tener una erección fuerte y firme”

“Debo tener ganas de tener relaciones sexuales con mi marido cuando él quiera”

Estas exigencias son creencias que los pacientes pueden tener instaladas en sus creencias básicas y son obstáculos para disfrutar de la sexualidad de un modo placentero. Para ello será necesario poder trabajar cuales son las exigencias ocultas de cada uno y poder remplazar las distorsiones cognitivas que se puedan tener por pensamientos más sanos y adaptativos. Será importante conocerse a uno mismo y poder vivir la sexualidad de un modo más abierto y cómodo dónde, por ejemplo, se pueda llegar al orgasmo de muchas maneras distintas.

Intervención con parafilias

La parafilia debe diferenciarse del uso de fantasías o comportamientos sexuales no patológicos, es decir, que no afectan negativamente a la salud y el bienestar de terceras personas o de la misma persona.

Las fantasías, los comportamientos o los objetos son considerados parafílicos sólo si provocan malestar o alteraciones clínicamente significativas. Hablamos pues que se requiere de la participación de individuos en contra de su voluntad, su práctica conlleva problemas con la legalidad o interfiere en las relaciones sociales.

La intervención con personas que padecen parafilias requiere de tratamiento psicológico para disminuir el malestar de la propia persona y, sobretodo, evitar que terceras personas se vean afectadas. El primer paso es poder hablar con un psicólogo de los propios deseos (que habitualmente producen vergüenza o rechazo y por ello no son compartidos con nadie). Posteriormente se diseñará la intervención para el abordaje. Algunos de los aspectos clave serán poder identificar situaciones de riesgo y prevenir que la conducta parafílica no se lleve a cabo. Para ello, también será necesario canalizar la ansiedad y buscar alternativas sanas a la condcuta parafilica.

Intervención con Problemas con la identidad de género

Sobre los problemas con la Identidad de Género cabe decir que es un tema muy controvertido. Actualmente hay un debate abierto sobre si mujeres y hombres tienen que responder a patrones estándares, normativos y rígidos o, por otro lado, la identidad de género se puede expresar de manera flexible.

El género es una construcción social que puede ser cambiante y viva. Lo que es ser “mujer” o ser “hombre” puede irse modificando con el paso de los años, con lo que la (re)construcción de los órganos sexuales externos puede ser necesaria , o no, teniendo en cuenta la flexibilidad de cada persona y sus necesidades.

“La cirugía puede ser un camino hacia el alivio del malestar aunque no el único”

El abordaje de este malestar debe ser por un lado médico y por otro lado psicológico. La cirugía puede ser un camino hacia el alivio del malestar aunque no es el único camino.

Y hasta aquí esta cadena de posts sobre la sexualidad en la vida adulta: sus beneficios, los problemas y el abordaje de las dificultades.

Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto conmigo por teléfono (644 48 48 89) o correo electrónico (psicologiaroca@copc.cat).

¡Hasta pronto!

Roca Balagué

Psicólogo Colegiado 16563

Psicología Roca

Consulta de Psicología en Barcelona

Please follow and like us: